19/8/14

Ayuda a los misioneros

Los misioneros necesitan tu ayuda por pequeña que sea. 

Colabora con un donativo




Cómo hacer un donativo para las Misiones

·        Puedes entregar un donativo en la Delegación de Misiones de tu diócesis. Direcciones en: http://www.omp.es/OMP/delegaciones.html

·        Puedes efectuar un ingreso en las siguientes cuentas bancarias de las Obras Misionales Pontificias:

BANCO POPULAR: ES25 0075 0204 9506 0006 0866
BANCO SANTANDER: ES32 0049 5117 2821 1009 4950
BBVA: ES30 0182 1364 3800 1670 0008
BANKIA: ES74 2038 1027 5860 0075 5830
LA CAIXA: ES19 2100 5731 7902 0008 7079

·        También puedes hacer un donativo on line, con total seguridad, a través de nuestra página web http://www.omp.es/Donativos/donativo.htm


Colabora con una couta fija
Puedes colaborar con una cuota fija con la periodicidad e importe que desees. Consciente de que las necesidades en las misiones son muchas, con una domiciliación bancaria estarás cerca de los misioneros durante todo el año .

Con tu testamento o legado.
Las herencias y legados a favor de las misiones son uno de los principales cauces de apoyo a la labor de los misioneros y de las misiones. Desde 1922, fecha en que las Obras Misionales recibieron su carácter pontificio, decenas de católicos españoles han querido que su última voluntad tuviera un carácter misionero, dejando sus bienes a este fin.

Con la Tarjeta Visa Domund: http://www.omp.es/OMP/visadomund/visadomund.htm
Contratando la Visa Domund tendrá la satisfacción de ayudar a los misioneros cada vez que la utilice; un simple gesto que puede ser de gran ayuda para muchos.


12/8/14

Fallece el misionero Miguel Pajares

Comunicado de Anastasio Gil García, director de Obras Misionales Pontificias España, con motivo del fallecimiento del hermano Miguel Pajares.


Obras Misionales Pontificias, en nombre de los 13.000 misioneros y misioneras españoles, se une a la oración y al dolor  de la Orden Hospitalaria san Juan de Dios y de los familiares del Hno. Miguel Pajares, que ha entregado su vida al servicio de la evangelización. La enfermedad del ébola ha sido la causa próxima de su muerte, pero la causa última ha sido su entrega  a Dios sirviendo a los más pobres, en los últimos y excluidos. La vida y la muerte del Hno. Miguel es un indicador más de la donación radical que contemplamos en cada uno de nuestros misioneros esparcidos por los cinco continentes.

La muerte del Hno. Miguel Pajares, que ha merecido el reconocimiento unánime de todos los españoles, es una oportunidad para recordar a tantos otros que de manera más discreta y silenciosa entregan su vida en la misión. Allí han quedado sus cuerpos y sus vidas rodeados de la cercanía y el acompañamiento de las gentes a las que han entregado la existencia y del dolor de quienes les vieron partir para la misión. Es una nueva oportunidad para reconocer la labor humanitaria y evangelizadores de estos testigos de la fe.

Las circunstancias que han concurrido en la enfermedad y el traslado del Hno. Miguel Pajares desde Liberia a España han desvelado la solidaridad del pueblo español con los misioneros y la rápida y eficaz implicación del Estado para poder ayudarle con los medios a su alcance.  Una vez más los medios de Comunicación social expresan la sintonía, el reconocimiento y la admiración ante estos hombres y mujeres que dan la vida por los demás, como genuinos voluntarios.

11/8/14

Recemos por los misioneros

Los misioneros son mensajeros de la alegría y de la esperanza, ven a Dios en todo, responden a la elección de Dios, consuelan a las almas destrozadas, están y viven con quiénes les necesitan, dan gracias a Dios por cada hermano que encuentran, entregan la propia vida, aprenden de los demás.

Por eso REZAMOS POR ELLOS





7/8/14

Escuela de Evangelización Misionera

“Hace falta una pastoral decididamente misionera” ha dicho el Papa Francisco, por eso la Escuela de Evangelización Misionera propone un curso de formación misionera para agentes de pastoral.




Tomar en serio que la misión es el mayor desafío que tiene hoy la Iglesia significa reconocer “que la salida misionera es el paradigma de toda obra de la Iglesia” (EG 15). Esta es la renovación espiritual y la conversión pastoral a las que nos llama en Papa Francisco en la Evangelii gaudium.

Con el objetivo de proponer las líneas fundamentales de una acción pastoral en clave misionera, se creó el Curso de Evangelización Misionera de la Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso.

A lo largo de los años que ya lleva de andadura se ha ido consolidando como una importante oferta formativa para aquellas personas que están interesadas en conocer mejor qué es la misión de la Iglesia y las implicaciones pastorales que tiene en la vida de las comunidades cristianas. Por eso interesa a quienes se quieren formar para la misión ad gentes, y también a aquellos agentes de pastoral que desean una formación teológica con orientación misionera.


Son dos cursos cíclicos con clases una tarde a la semana. En el Curso se da una introducción sencilla y clara a la vez que profunda a los fundamentos en la misionología tal como hoy se entiende y se vive, así como sus implicaciones pastorales. Además a lo largo del año académico está previsto fomentar el intercambio de experiencias entre los alumnos y el conocimiento más cercano de la realidad de la misión con puestas en común y mesas redondas con misioneros.

Toda la información sobre este curso en:


1/8/14

Beatos con "alma africana"

En los próximos meses la Iglesia beatificará a dos servidores del Evangelio a quienes les unía un amor entrañable por el continente africano: Pablo VI (19 de octubre) y Álvaro del Portillo (29 de septiembre)




La providencia de Dios ha hecho posible el reconocimiento de su santidad en dos fechas muy cercanas. Me parece justo que la revista Misioneros Tercer Milenio haga un explícito reconocimiento a quienes, con sus palabras y gestos, han contribuido al desarrollo humano y cristiano del pueblo africano.

El 29 de octubre de 1967, fiesta de Cristo Rey, Pablo VI envía un mensaje a la Iglesia –Africae Terrarum– en el que certifica la madurez cristiana de muchas de estas comunidades. Entre los signos claros de esta madurez Pablo VI destaca el respeto e inserción, en el contexto de la evangelización, de las culturas propias y étnicas del pueblo africano, haciendo especial referencia a la centralidad de la persona y de la familia en la vida cultural de este pueblo. Protagonistas de esta evangelización son los misioneros, a quienes “se les debe la primera enseñanza escolar, la primera asistencia sanitaria, el primer contacto amistoso con el resto de la humanidad, la primera defensa de los derechos personales... El verdadero motivo de la presencia de los misioneros en África es el deseo de hacer participes a los africanos del mensaje de paz del Evangelio”. El futuro beato hace dos recomendaciones esenciales para el porvenir de este continente. A la mujer africana se le pide que tome conciencia, cada vez más clara, de su dignidad de persona, de su misión de madre, de sus derechos de participación en la vida social y en el progreso de la nueva África; y a los estudiantes que están lejos de África, que sigan adheridos a su tierra y disponibles para retornar con el fin de contribuir al progreso y al bienestar del continente.

Álvaro del Portillo realizó numerosos viajes a África para impulsar el trabajo evangelizador de quienes fueron enviados a este continente por la Prelatura del Opus Dei. De sus sugerencias nacieron numerosos centros de formación y promoción social. En la actualidad la mayoría de estos centros de sanidad, agrícolas y educativos ya están gestionados por los nativos del lugar. En la R. D. del Congo nace a mediados de la década de los 80 el Lycée Kimbomdo para la formación profesional de personas procedentes de zonas rurales. Ante el alto número de mortalidad materno-infantil en el parto, el Institut Supérieur en Sciencies Infirmières forma a enfermeras que puedan atender a las mujeres en el parto. Más tarde, en las afueras de Kinshasa, surge el Centre Hospitalier Monkole y, dependiente de él, tres dispensarios para ofrecer asistencia médica en barriadas marginales. En Costa de Marfil, el Centre d'Education Rurale Ilomba imparte cursos de formación en temas de salud, nutrición e higiene, además de educación escolar. En Nigeria, el Iroto Rural Development Centre da prioridad a la formación de la mujer con cursos de alfabetización, costura y artesanía. Poco más tarde, y como fruto de otra visita de Mons. Álvaro del Portillo, se pone en marcha un hospital encaminado a ofrecer servicios médicos a las familias y a los sectores menos favorecidos de la comunidad de Aguobu Iwollo.

Son dos ejemplos más de los miles de testigos de la fe que hacen posible la promoción de los pueblos, como consecuencia inmediata de su evangelización. En ellos pueden contemplarse el servicio impagable de los misioneros.


Anastasio Gil Director Nacional de OMP

Un #VeranoMisión que engancha

"Merece la pena trabajar por que el Evangelio sea conocido en todo el mundo"


Miguel Ángel Díez Tascón, es un joven de la  Delegación de Misiones de Madrid que el verano pasado tuvo una experiencia misionera en Chad. Vivir un #VeranoMisión le ha enganchado y ahora se marcha de nuevo esta vez a Burundi.


"En el verano de 2013 tuve mi primera experiencia misionera en Chad, fui acogido con mucho cariño por los misioneros y las comunidades cristianas con las que convivimos, su hospitalidad me dejó impresionado. Allí aprendí una cosa muy importante de los Misioneros Javerianos, y es que lo importante de la misión es estar en contacto todo el tiempo que se pueda con la gente del país.

Me he dado cuenta de que es muy positivo abrirse a conocer al hermano en otros países o culturas y compartir nuestro tiempo y nuestra fe. En un campo de trabajo de jóvenes en la misión de Djouman, conocí a las hermanas Espérence y Jannine - dos religiosas burundesas de la congregación Bene Marya - hicimos una buena amistad y ahora me voy a su misión en Burundi.

Repetir esta experiencia de #VeranoMisión supone para mí una riqueza que me permite participar de nuevo activamente en la Misión de la Iglesia. Durante todo este año me he estado preparando con los misioneros Javerianos de Carabanchel y la Delegación de Misiones para recibir una formación adecuada para vivir esta experiencia misionera.

En esta nueva experiencia de #VeranoMisión quiero convivir en todo momento con las comunidades parroquiales, ayudar a las religiosas, visitar las misiones, conocer las familias de Burundi.

Y sobre todo quiero trabajar activamente cuando regrese por la Misión. Desde que conocí el carisma misionero de los Javerianos mi mayor deseo participar del mismo porque verdaderamente merece la pena trabajar por que el evangelio sea conocido en todo el mundo"


Miguel Ángel Díez Tascón,
 Delegación de Misiones de Madrid



Julio: "Para que el Espíritu Santo sostenga el servicio de los laicos que anuncian el Evangelio en los países más pobres".
Beatos con alma africana: La Iglesia beatificará a dos servidores del Evangelio que sentían gran amor por África Pablo VI y Álvaro del Portillo.

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare