3/9/15

Fray Junípero Serra misionero incansable

El próximo 23 de septiembre el papa Francisco canonizará a Fray Junípero Serra Dios un franciscano misionero español que llevó el Evangelio a las tierras norteamericanas.

El Papa Francisco canonizará en septiembre al misionero español Fray Junipero Serra


Fray Junípero Serra, misionero franciscano mallorquín  pasó los primeros 35 años de su vida (1713-1748) en su tierra natal de Mallorca, haciendo compatible su intenso apostolado con la docencia en la Universidad Ramón Llull. A partir de 1748 marcha al Nuevo Mundo para evangelizar más allá de la propia tierra, movido “por el ímpetu del corazón que quiere compartir con los más lejanos el don del encuentro con Cristo: el don que él mismo había antes recibido y sentido en su plenitud de verdad y belleza” (Francisco, 2 de mayo de 2015). De México pasa a evangelizar el oeste americano, especialmente los estados de California, Nuevo México, Texas, Louisiana y Florida.

Fue un incansable peregrino misionero, recorriendo miles de kilómetros, siempre en camino. Anticipaba con su entrega misionera lo que siglos más tarde hará resonar el papa Francisco con la feliz expresión de una Iglesia “en salida”. Su entrega no estuvo exenta de dificultades, entre las que vale la pena recordar la grave infección en una de sus piernas, situación penosa que lo acompañó constantemente con duras pruebas. Pero siempre fue fiel a su lema evangelizador: “Siempre adelante, nunca retroceder”.

Si grande fue su arrojo para sobreponerse a las dificultades físicas, aún mayor fue su empeño en la defensa de los nativos a los que anunciaba el Evangelio. Junípero Serra fue su pastor en el camino de la fe y su protector ante los ataques que amenazaban desde el exterior la supervivencia de estas etnias aborígenes. A ellos les llamaba “hijos” y siempre cuidó de ellos como tales. Los atrajo a vivir, de tribus nómadas, en comunidad. Fue incansable catequista. Los instruyó también en los cultivos agrícolas, en la ganadería, en la industria y en las diversas técnicas artesanales. Como argumenta el doctor Carriquiry, uno de los principales estudiosos del trabajo evangelizador de Fray Junípero, “no hay nada en sus numerosísimas cartas y escritos que aparezca como prejuicio racista”. La supervivencia de los indígenas de California y, en general, en México, América Central y Sudamérica, así como la supervivencia de sus lenguas, costumbres y aportes culturales, se dio gracias a la labor de los misioneros.

Para esta canonización, como para otras recientes, la Iglesia se ha apoyado en  la larga tradición de veneración ininterrumpida. Todas ellas muestran en las personas de estos santos misioneros el “viento de santidad que recorrerá el Jubileo en el continente americano”, según el pensamiento de Francisco.

La canonización de Fray Junípero Serra es una buena ocasión para hacer memoria agradecida de la presencia hispana y católica en los orígenes de los Estados Unidos de América en la segunda mitad del siglo XVIII, no sea que se llegue a creer que el origen anglófono y protestante sea el inicio de esta nación, donde en la actualidad hay más de 60 millones de católicos y que, con toda seguridad, en los próximos cinco años, serán el 50% de la población estadounidense. Y, en el origen de esta realidad, Dios se sirvió de un franciscano misionero mallorquín que pasó a la otra orilla a sembrar la semilla del Evangelio. 

Anastasio GilDirector Nacional de OMP


2/9/15

Curso Intensivo de Formación Misionera

XXV Curso Intensivo de Formación Misionera organizado por la Escuela de Formación Misionera del 14 de septiembre al 12 de diciembre de 2015

Curso Intensivo Formación Misionera


Está diseñado para misioneras y misioneros que se preparan a ir a misiones por primera vez o para misioneros ya veteranos que van a iniciar una nueva etapa de su vida misionera en un continente distinto. Constituye un acercamiento básico a la realidad de la Misión y transmite a los participantes una formación inmediata para insertarse en un proyecto de evangelización, en comunión y solidaridad con la población del lugar al que van destinados y con los demás agentes pastorales.

El curso comienza el 14 de septiembre y finaliza el 12 de diciembre de 2015:

Para descargar el programa:

Toda la información en inscripciones en la Escuela de Formación Misionera:

1/9/15

Abierta la matrícula para el Curso de Evangelización Misionera

Ya puedes matricularte en el Curso de Evangelización Misionera 2015/2016 que se imparte en la Cátedra de Misionología de la Facultad de Teología de la Universidad San Dámaso

Formación en misionología en la Cátedra de Misionología

Con el lema "Yo soy la Luz, vosotros sois la luz", se va a celebrar un año más el Curso de Evangelización Misionera que es una iniciativa de la OMP en su labor de promover el impulso misionero en la Iglesia. Como dice el papa Francisco en la carta encíclica Lumen fidei, Jesús es "la luz de Dios […] en la que se desvela el origen y la consumación de la historia" (n. 35), la experiencia cristiana es la de dejarse iluminar por la fe en Cristo para también iluminar: "Cuanto más se sumerge el cristiano en la aureola de la luz de Cristo, tanto más es capaz de entender y acompañar el camino de los hombres hacia Dios" (ibid.). La Iglesia participa de esta misión de Jesús y está llamada a transmitir su luz. Por eso, la misión compete a todo bautizado y a toda comunidad cristiana.

Dirigido especialmente para los agentes de pastoral misionera, pero también a jóvenes y adultos que estén interesados en participar en una experiencia de misión, el programa académico tiene la finalidad de brindar formación sobre lo referente a la acción evangelizadora de la Iglesia, y se inscribe dentro del servicio que la Facultad de Teología quiere ofrecer a la acción misionera de la Iglesia.


De acuerdo con la programación del curso, este se desarrolla en dos periodos académicos alternativamente. Este año académico se ofrecen los siguientes temas: "Antropología y misión", "Historia de la Misión", "Inculturación de la fe y evangelización de la cultura", "Algunos retos actuales de la misión: Ecumenismo, diálogo interreligioso y pluralismo religioso", "Responsables y ámbitos de la acción misionera", "La espiritualidad misionera", y la "Animación, formación y cooperación misionera".

Más información en:



Para descargar el programa de este Curso de Evangelización Misionera 2015/2016 
Descargar programa del Curso
            

3/8/15

En vacaciones... hacernos prójimos

"Salir de nosotros mismos, hacernos prójimos de quienes se encuentran en las periferias humanas y sociales” nos invita el Papa Francisco en su intención misionera para este mes de agosto

Los misioneros salen de si mismos para hacerse prójimos


Salir de uno mismo es ser misionero. Cruzar nuestras propias fronteras, dejando de lado las comodidades que nos llevan a una vida de desgano, de mediocridad, de queja continua. Es mirar a nuestro alrededor a los hermanos que sufren y que viven alejados de las relaciones humanas, en soledad, discriminados.

Es el contacto con el otro que me hace crecer y padecer precisamente las necesidades de los demás. Es lo que Jesús pidió a sus “pescadores” de hombres: el encuentro con el otro para amar, dando y recibiendo.

Los misioneros pueden ser modelos a los que imitar. Ellos han sabido bien salir de si mismos, para ir al encuentro del otro, del hermano, del que sufre y necesitado, del que no conoce el Amor de Dios.

Que el Espíritu nos invite a ser misioneros y nos lleve donde quiera para atender a quiénes más pueden necesitarlo.


P. Dante De Sanzzi
OMP Argentina
http://ompnoticias.blogspot.com.es/

31/7/15

Misioneros de la misericordia

La bula Misericordiae vultus, por la que el Papa Francisco, convoca un Año Santo de la Misericordia, ha sido la fuente de inspiración del DOMUND 2015 



"Misioneros de la misericordia" 

Los misioneros y misioneras son instrumentos y canales de la misericordia de Dios. A través de ellos el Señor hace llegar su amor a los más pequeños y necesitados. Cada gesto de misericordia es una “caricia al alma” que hace resonar de nuevo, para quien lo recibe, la buena noticia de que Dios está del lado de los humildes y de los que sufren, del lado de cada hombre y mujer del mundo, de nuestro lado. La misericordia es la identidad de Dios y de los misioneros y misioneras, que acompañan con amor y paciencia el crecimiento integral de las personas, compartiendo su día a día.

Preciso es reparar en que los misioneros son radicalmente misericordiosos. Ellos son los que, en la Iglesia “en salida”, saben adelantarse sin miedo e ir al encuentro de todos para mostrarles a un Dios cercano, providente y santo. Con su vida de entrega al Señor, sirviendo a los hombres y anunciándoles la alegría del perdón, revelan el misterio del amor divino en plenitud. Ellos viven una profunda vida espiritual, que enriquece su mente y su corazón para reconocer la acción del Espíritu, les saca de la estrechez de una espiritualidad limitada y les abre a nuevos horizontes ilimitados, e indican el camino que cada cristiano ha de recorrer como “discípulo misionero”. 

Todo esto queda plasmado en el abrazo entre una misionera y una anciana en el cartel del DOMUND. La expresión de sus rostros es reflejo de un amor misericordioso, comprometido, recíproco, profundo. La imagen muestra que las obras de misericordia son el revulsivo para despertar nuestra conciencia, tan aletargada ante el drama de la pobreza, y entrar aún más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina. 

Todos los materiales para celebrar la Jornada del Domund 2015 están ya disponibles en:
www.domund.org





27/7/15

Un #VeranoMisión que cambia vidas

Ni playa ni montaña. Misión. Es la opción de cientos de jóvenes y adultos que cada verano aparcan un plan de vacaciones al uso para colaborar con proyectos pastorales y de desarrollo en territorios del Tercer Mundo de la mano de la Iglesia. 


Durante el verano miles de jóvenes pasan sus vacaciones ayudando en las misiones



Una experiencia de verano le llevó a encontrar su lugar en el mundo. En realidad fueron dos veranos los que cambiaron su vida. Maite Oiartzun era profesora en Pamplona y, en 1994, decidió que sus vacaciones tendrían como destino Marruecos. Sin agencia de viajes de por medio. Tenía 35 años, y de mano de los padres blancos decidió cruzar al otro lado del Estrecho. “Llevaba un proceso de acompañamiento como cristiana comprometida, pero me resistía a dar más de mí, yo era mi propia oposición”, recuerda la religiosa navarra, que encontró en este primer contacto con la misión ad gentes el impulso para repetir experiencia al verano siguiente; esta vez en Malí, durante dos meses, y con las Misioneras de Nuestra Señora de África. Hoy, 20 años después, Maite es quien brinda la oportunidad a otros para cambiar de rumbo en pleno mes de agosto. 

Jorge Pérez respondió a esa invitación de Maite el verano pasado. “La propuesta me llegó a través de un correo electrónico, precisamente en un momento vital malo en el que necesitaba descubrir más allá de mis propias fronteras”, comenta este joven de 32 años, de Guadalajara. “Puedo decir que fueron solo quince días, pero resultaron suficientes como para reencontrarme con Dios”, explica un entusiasmado Jorge, quien ve cómo, un año después, es “otra persona”.


Con los padres blancos y las hermanas blancas también ha compartido sus vacaciones misioneras Elena Amilibia, psicóloga, de 28 años “Viajé a Tánger por primera vez cuando tenía 21 años. Aquello me marcó hasta tal punto que encauzó mi vocación como psicóloga".

Mercedes y Leticia dan el salto a Etiopia. Un mes. A Gambela, una región cercana a Sudán del Sur y, por tanto, con alto índice de refugiados. Es su primera vez. Forman parte de un grupo de ocho jóvenes de la parroquia Teresa Benedicta de la Cruz. Tienen 20 años.  ¿Por qué dejarlo todo por unas semanas? “Esa misma pregunta me la repito todos estos días. Es una inquietud que siempre he tenido ahí y que nunca había cuajado”, confiesa Mercedes. Las dos son conscientes de que esta aventura puede suponer un antes y un después. “No tengo ningún miedo, más bien expectativas de hacia dónde nos puede llevar, es el momento de estar abiertos”, comenta Leticia. “Si cambiamos y es para mejor... ¡Bendito sea Dios!”, apostilla Mercedes.

Gaspar González tiene 26 años y es un veterano en veranos entregados a la misión ad gentes. Viajará a Nicaragua durante un mes como coordinador de un grupo de 30 voluntarios de la Asociación Solidaria Universitaria, en la que participan estudiantes de todas las disciplinas y de diferentes centros universitarios de nuestro país. “Durante los últimos años nuestra acción se había centrado en Burundi y Sierra Leona, pero, para dar garantías de seguridad a quienes se suman este verano, viajamos a América, donde estarán al frente de un campamento de niños en Granada, con clases de apoyo, ayuda en el comedor y actividades deportivas”, comenta Gaspar. 

Como Jorge y Elena, Mercedes, Leticia, Gaspar... cientos de jóvenes de todos los rincones de nuestro país participarán durante estos dos meses en experiencias misioneras de verano en África, Asia y América. Un tiempo de cambio. A todos les tocará el corazón; les hará replantearse su forma de vivir, su mirada hacia la Iglesia; les pondrá frente a otro mundo; les situará ante Dios desde otras coordenadas... A otros les removerá hasta tal punto que se plantearán cambiar de carrera o de trabajo. Y los habrá que, como Maite, descubrirán este verano su vocación a la misión ad gentes. Sin más.

Puedes leer el articulo completo sobre los jóvenes que en verano se van de #VeranoMisión en:


José Beltrán

Extracto de un artículo publicado en la Revista Misioneros, verano 2015


Agosto: "Salir de nosotros mismos, hacernos prójimos de quienes se encuentran en las periferias humanas y sociales"
Colegios Pontificios: Sacerdotes, religiosas y laicos de países de misión se forman en centros de Propaganda Fidei.

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare